La preparación MIR en primera persona: Fase de Consolidación II

La fase de consolidación II dura 4 meses. Son muchos meses, en los que se descansa poco (un día a la semana, como en toda la preparación) y en los que, en mi opinión, se verá más materia. Hay que priorizar.

Y aquí viene la eterna pregunta: ¿qué priorizo?
En este aspecto las clases son muy muy útiles si el profesor las enfoca correctamente. Al menos al mí, las clases de preguntas tipo MIR y dudas me resultaban poco estimulantes. Al fin y al cabo, estaba hasta el gorro de leer el Libro Gordo de preguntas y las dudas de otros no tienen porque interesarme. Así que ahí he estado yo, buscando entre las clases online grabadas (de alumnos online) a profesores que hicieran las típicas clases de esta clase (3-5 horas) con:

  • Orden
  • Concisión
  • Priorización de los temas

En ciertas asignaturas (las menos rentables: oftalmo, otorrino, derma) SOLO he estudiado los apuntes de estas clases, con lo que el ahorro de tiempo al tener hecho el trabajo de “entresacar” de los manuales lo importante es considerable. Con ellos se pueden contestar muchas de las preguntas del Libro Gordo.

Queda mes y medio para que llegue la fecha y eso se nota. Al menos yo, con mi propensión a agobiarme y prever tragedias que quizá no -o quizá sí- ocurran, lo he notado. Aunque por la cantidad de enlaces que comparten las academias con trucos para combatir la ansiedad creo que es algo generalizado. No consuela. Los momentos malos, que los hay, no se pasan pensando en que los demás están igual ni en que tienes que seguir estudiando en contra de lo que todo tu ser te pide a gritos. Aún no sé como se superan, para qué mentir.


Sugerencias testadas para lidiar con malos momentos (y a veces superarlos)

Abraza al gato

Déjate cuidar

Llora si lo necesitas

Proponte reír: d e   l o   q u e   s e a, después de llorar toca reír

Habla, habla, habla, habla a gritos o en susurros

Cuéntale a alguien por lo que estás pasando

Escucha la visión de ese alguien sobre tu preocupación

Lo que no te atrevas a contar a ese alguien, cuéntaselo al gato

Deja los libros por unas horas

Mira el mar, ve una película, haz deporte, pasea pisando hierba

Respira conscientemente

Todo acabará bien


Quizá todo tiene que ser de la manera que está siendo. Extenuante, retador, difícil, aparentemente interminable. Si no, ¿qué gracia tendría salir victorioso?

Ánimo. Con el MIR o con cualquier otro desafío en vuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *